Almendras: propiedades, beneficios, uso y contraindicaciones

Las almendras son frutos recubiertos de una corteza leñosa que proceden de árboles frutales llamados almendras. A continuación descubriremos las propiedades, beneficios para la salud, cómo se consume, contraindicaciones y mucha otra información sobre las almendras.

A pesar de su clasificación como nuez, la almendra es en realidad la semilla de un fruto de almendra. El nombre científico de la almendra es Dulcis Prunus y es originaria de Oriente Medio, Norte de África e India y hoy en día está extendida por todo el mundo.

Los médicos árabes solían recomendar las almendras dulces para aliviar el dolor de estómago, limpiar y vendar los intestinos.

Muchas culturas, especialmente en la India (Ayurveda), recomiendan las almendras para fortalecer el cerebro.

Las almendras son excelentes para personas estresadas, sometidas a una presión constante, nos ayudan a eliminar el estrés y tienen propiedades calmantes y relajantes.

Almendras: propiedades

Almendras: propiedades, beneficios para la salud, cómo comerlas, contraindicaciones y mucha otra información sobre las almendras.

Sí, la almendra es una fruta rica en fibra, vitaminas, grasas monoinsaturadas, proteínas, magnesio, potasio… en definitiva, la almendra es una fruta con muchas propiedades y beneficios para la salud.

Este fruto aceitoso proviene de la almendra (prunus dulcis). El aceite de almendras tiene virtudes muy apreciadas en el campo de la cosmética, especialmente en la epidermis.

A las almendras se les da gran importancia por su alto contenido en fitoesteroles, ácidos grasos monoinsaturados, proteínas vegetales, fibra soluble, vitaminas y minerales.

El consumo diario de almendras puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria.

Las almendras se benefician de un perfil nutricional único y representan una verdadera reserva de energía.

Son ricas en lípidos (50%) pero aún así no contienen colesterol.

Poseen ácidos grasos monoinsaturados (Omega 6 y Omega 9) que aumentan el nivel de colesterol bueno, bajando el colesterol malo. Así, las almendras reducen los riesgos de enfermedades cardiovasculares, cáncer de colon y presión arterial alta.

El alto contenido en fibra (15%) facilita la digestión. Las almendras también son laxantes.

Las almendras son una excelente fuente de vitamina E, antioxidantes, ideales contra el envejecimiento prematuro, favorecen la cicatrización, sin embargo, la vitamina C es sumamente discreta.

Uso interno

Contra la tos o la bronquitis, consumir una cucharada de aceite de almendras dulces al día.

Uso externo

El aceite de almendras dulces, con propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias, puede tratar lesiones cutáneas: eczemas, quemaduras o quemaduras solares. Masajea la zona afectada con un poco de aceite de almendras dulces.

Almendras: beneficios

Almendras: propiedades, beneficios para la salud, cómo comerlas, contraindicaciones y mucha otra información sobre las almendras.

1. Beneficioso para el corazón

La almendra es una fruta rica en lípidos, en grasas buenas que nos permiten tener el corazón en plena forma. Los estudios han demostrado que 300 g de almendras, consumidas tres veces por semana, nos ayudan a reducir en un 45 % el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y en un 13 % el riesgo de desarrollar diabetes.

2. Para estimular la memoria

Otra de las ventajas de las almendras es que estimulan la memoria, nos permiten combatir el deterioro cognitivo que se puede producir con la edad. Según estudios recientes, 30g de frutos secos al día (almendras, nueces) nos permiten estimular la memoria y esto se debe a los compuestos antiinflamatorios que contiene.

3. Estimular el tránsito

Las almendras tienen un alto contenido en fibra, lo que es excelente para estimular un tránsito más lento. En caso de trastornos digestivos, lo mejor es llevar siempre consigo un paquete de almendras.

4. Bueno para nuestra moral

Entre los oligoelementos que contiene la almendra encontramos el magnesio y el cobre, ideales para nuestro ánimo, para combatir la depresión y la ansiedad.

5. Rico en antioxidantes

 Las almendras son ricas en antioxidantes, especialmente en vitamina E. El papel de los antioxidantes es proteger nuestras células del daño causado por los radicales libres. Los radicales libres causan mucho daño a nuestro cuerpo. La oxidación provocada por los radicales libres ejerce una acción similar a la del óxido sobre el coche, atacando los tejidos y células del organismo y acelerando su envejecimiento.

Almendras: comer almendras a diario

La almendra es una fruta con cáscara que todos conocemos y nos gusta comerla de vez en cuando como snack.

Según expertos y científicos, deberíamos comer al menos 10 almendras al día.

Si tienes intención de incluir almendras en tu dieta diaria o simplemente quieres saber más sobre cómo comer almendras, aún te ofrecemos algunas sugerencias.

1. Almendras crudas

La forma más popular pero también la más fácil de comer almendras es cruda. Un puñado de almendras comido entre comidas es uno de los snacks más nutritivos y nutritivos, te dará la energía necesaria y la sensación de saciedad. También se pueden comer secos, hervidos o hidratados. Sin embargo, tenga en cuenta que las almendras crudas le brindan la mayor cantidad de beneficios para la salud.

2. Como ingrediente en diversas preparaciones

Puedes preparar varios postres o meriendas que incluyan almendras.

3. Aceite de almendras

Puedes usar aceite de almendras dulces. El aceite de almendras dulces es conocido por sus propiedades terapéuticas pero también por su uso cosmético. Se puede añadir a ensaladas o a tus platos favoritos.

4. Harina de almendras

Beneficios y contraindicaciones de la harina de almendras

La harina se usa para la preparación de postres, puede reemplazar con éxito la harina clásica.

5. Leche de almendras

La leche de almendras contiene muchos nutrientes y se puede utilizar en la dieta diaria, sustituye con éxito a la leche de vaca.

Almendras: contraindicaciones

Aunque las almendras no son perjudiciales para la salud, existen situaciones en las que pueden tener efectos secundarios. Sin embargo, estos efectos secundarios son raros. Aquí están:

  • Consumidas en grandes cantidades, las almendras pueden provocar aumento de peso, provocando un exceso de vitaminas en el organismo, especialmente de vitamina E. Esto se traduce en trastornos gastrointestinales. No se recomienda comer más de 30 almendras al día.

  • Si eres alérgico a las nueces, debes evitar comer almendras.

Lea también Nueces: propiedades terapéuticas, beneficios, uso y contraindicaciones 

Leave a Reply

Your email address will not be published.