¿Por qué vale la pena beber agua de coco? Las cinco ventajas de una bebida que está ganando popularidad

La creciente popularidad de varios productos siempre debe abordarse con precaución. Muchos de ellos no necesariamente funcionan tan bien como promete el fabricante. Hoy nos fijamos en el agua de coco, que es tendencia entre muchos influencers. Resulta que beber la bebida puede traernos muchos beneficios.

Agua de coco: beneficios de incluirla en la dieta

Contiene poca azúcar

El agua de coco en sí es ligeramente dulce. Por esta razón, ya no suele endulzarse. Por lo tanto, es una alternativa más saludable a muchos jugos y bebidas, que están llenos de azúcar y edulcorantes artificiales. La menor cantidad de este ingrediente también hace que el agua de coco sea automáticamente menos calórica.

Es rico en electrolitos

En el agua de coco también podemos encontrar valiosos minerales que se añaden a las bebidas deportivas. El agua contiene magnesio, sodio, potasio y calcio. La cantidad adecuada de estos minerales es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Hay manganeso en el agua de coco.

El manganeso es extremadamente importante para nuestro cuerpo. Está involucrado en el metabolismo de los carbohidratos, las proteínas y el colesterol, y es esencial para la formación de huesos y una respuesta inmune saludable. Un vaso de agua de coco nos proporcionará una dosis del 15% del requerimiento diario de este ingrediente.

Los carbohidratos del agua de coco pueden ayudar con la recuperación después del entrenamiento

Beber una bebida después del entrenamiento nos proporcionará minerales y vitaminas, además de reponer nuestras reservas de agua, que perdimos como resultado del mayor esfuerzo. El agua de coco también puede proporcionar energía de los carbohidratos durante el ejercicio para prevenir la fatiga y la deshidratación.

Una variedad sabrosa

El agua de coco tiene muchos beneficios para la salud. Para las personas a las que les gusta el sabor del coco, el sabor en sí también habla a su favor. Es una buena y saludable alternativa al agua que nos acompaña durante los entrenamientos.

Pero recuerda la moderación

Como con todo, el agua de coco no debe exagerarse. Beber demasiado puede hacer que se sienta mal. Lo mejor es limitar la bebida a dos porciones al día, de esta manera podemos estar seguros de que no ingeriremos demasiadas calorías y azúcar en el cuerpo.

Ver el vídeo
Zosia Ślotała sobre su dieta: trato de no comer carne. “Es difícil encontrar reemplazos”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *